Blogia
Kosh

EL LADRON DE SUEÑOS (2 PARTE)

Por fin logró la orden de una juez y, con algunos inspectores expertos, acudió al hostal donde, según la acusación, espiaban a los huéspedes.
Al llegar el hostal estaba cerrado, golpearon la puerta pero nadie respondía, entonces entraron a la fuerza, forzando la puerta. El lugar se encontraba en absoluto silencio, no había nadie allí. Registraron las habitaciones milímetro a milímetro sin encontrar ni cámaras ni micrófonos, lo único extraño e inexplicable que hallaron fue un aparato dentro de las almohadas. Al principio pensaron que se trataba de un micrófono moderno pero luego de analizarlo concluyeron que solo emitía extrañas ondas que no podían reproducir sonidos, ni transmitirlos, ni grabarlos. Pensaron que podía ser tan solo un aparato que venía con las almohadas de fábrica.
En resumen, no había motivos para acusar al dueño del hostal, que seguía desaparecido.
Pero todo cambió cuando entraron en su oficina administrativa. Allí encontraron un extraño aparato que parecía una obra casera, debieron llamar a científicos para analizar el fin de dicha máquina, y las conclusiones fueron sorprendentes, aunque ya antes que llegaran los científicos las cosas comenzaron a cerrar ya que en la oficina encontraron una serie de carpetas con los números de habitación y los nombres de los huéspedes.
En el escritorio encontraron unas hojas con extrañas inscripciones que tenían un sentido difícil de descifrar pero coherente al fin. Era un cuento, pero parecía salir de un sueño ya que estaba rodeado de objetos y escenas sin sentido. Los espacios y los tiempos, incluso los escenarios eran desproporcionados, incluso irracionales, pero las ideas y las historias eran buenas. En la carpeta de al lado el hombre estaba, a partir de la historia de las hojas, traduciendo un cuento.
Las conclusiones fueron que aquel hombre entraba a las mentes de los que dormían, con su extraña maquina, para robarles los sueños y escribirlos. El problema es que debía llamar a escritores para lograr buenas historias, los extranjeros soñaban en otro idioma y los turistas comunes en vacaciones no soñaban nada interesante.
En la mesa, sobre todos los papeles había un último escrito, era la traducción de un sueño de la habitación donde había estado por última vez, en el sueño hablaba de él mismo y de que el escritor lo había descubierto...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres