Blogia
Kosh

EL DIA QUE CONOCI A DIOS (RELATO FANTASTICO)

Un día se presentó frente a mi Dios. ¿Cómo supe que era Dios?. Pues no hace falta ni preguntárselo, uno, sin siquiera dudarlo, sabe cuando le ve que es Él.
No hablamos demasiado, pero en ese poco tiempo me enteré de muchas cosas, algunas incluso que creía que ya sabía, pero en realidad no estaba seguro ya que no había pruebas para demostrarlo. De hecho Dios mismo era una de esas preguntas, a pesar de que casi toda mi vida había creído que existía, reconozco que creer no siempre implica estar cien por cien seguro, por lo que hasta que no lo vi y hablé con Él no había estado completamente seguro de su existencia.
Una de las cosas que me sorprendió fue saber que había bastante gente esparcida por el mundo que también lo había visto. Bueno, en realidad no era demasiada la gente si se compara con el grueso de la humanidad, quizás doscientos y trescientos, nada, pero me sorprendió igual, y en realidad lo que llamaba la atención es que ninguno de ellos nunca lo dijo publicamente. Es que, en algún momento yo creo que Dios, que es todopoderoso, de alguna forma logra extraer el encuentro de ese deseo innato de contar las cosas importantes que nos suceden, y por tanto no nos sentimos presas del impulso de manifestar lo sucedido.
La pregunta siguiente es entonces porque yo, aquí presente, estoy escribiendo esto. Yo también me lo pregunto, pero creo que tengo la respuesta, tal vez como este relato se enmarca en un genero de la literatura fantástica, que suelo escribir, es que no importa que cuente aquí mismo mi experiencia, ya que el mismo marco literario, sumado al hecho de que el ser humano por defecto siempre duda y descree lo que no ve con sus propios ojos, hace que sea libre de escribir y relatar lo sucedido, y que Dios me lo permita, por supuesto.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres