Blogia
Kosh

DIOS SUICIDA

Estaba cansado de ser, es decir de existir. El universo era tan aburrido... y si había intentado mejorarlo creando a una raza con algo de inteligencia y con libertad para obrar fuera de su campo, ello había resultado un gran fracaso, que más aún lo inducía a la perdición. Con su creación también había creado el mal, los seres no paraban de pelear entre ellos, de destruir la obra que había fabricado para alojarlos, desequilibraban todo, y encima ¡una gran parte lo negaba!, y algunos utilizaban su nombre para hacer el mal. La libertad que les había concedido tal vez había sido un error, ahora ya era tarde. Pero también estaba cansado de ser un todo, indiscutible, sin tiempo ni espacio. Estaba cansado de ser absoluto. La existencia lo había hartado. Entonces decidió dejar de ser, es decir pasar a no existir. Claro que esto dejaría el universo creado para aquella raza en manos de las leyes que había determinado, fórmulas fijas y constantes que regían cada rincón de aquel sector definido por espacio y tiempo. Daba igual, ellos sabrían arreglárselas y sino... también daba igual.
Con la decisión tomada, Dios se dispuso a desaparecer. Pero, por primera vez en su eterna existencia se le planteó una situación de falta de poder, no sabía como acabar con su propia existencia. Debió resignarse pues a continuar "siendo" y tratar de hacerlo lo más llevadero posible.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres