Blogia
Kosh

EL DESHIELO

Uno y uno da lo que quieras, si sabes sumar bien y mejor si sabes subir mal. Mejor aún si a la derecha esta el precipicio y a la izquierda la montaña y mejor que mejor si el camino se angosta. Pero las relaciones son como hielos en vasos que se deshielan y luego se vuelven a congelar. Sin embargo aún no encuentro el paso, y si me lo prestan no lo podría aceptar. No es cuestión de odiar, sino sería como odiar a la vida misma, y sabemos que no es de mala intención que nos trata así la vida, sino que se dedica a apuntarnos en los juegos y nosotros somos los que los jugamos. Si no estamos entrenados podemos perder y para entrenarse hay que jugar. Vuelta a vuelta, perdiendo y ganando. Ser el sereno obliga al mantenerse en vela y ser el incierto que nos da amores perdidos, y sueños desencadenados y pasiones encontradas entre las nubes. Ser parte de tu historia no muere en al morir el invierno y al transitar el verano. Ya es ser parte de un mundo de sensaciones atravesadas, juego de palabras y resignación de haberse sabido que las cartas no siempre las tenemos cuando las necesitamos y al jugarse, plantarse y tirar podemos ganar algunas manos y perder otras. No es frustración, porque no hay otro destino más merecido que el que nos plantea las consecuencias de nuestras obras, y si sobraba niebla cuando avanzamos y ahora vemos el paisaje claro solo vemos nuestro camino y si nos pasamos en algún cruce es tarde y nada más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres