Blogia
Kosh

MICROBIOS

Miré mis manos y descubrí que estaba repleta de microbios, que las cubrían, rodeaban y masticaban lentamente. Las lavé con mucha agua y jabón hasta que creí que estaban limpias, pero no podían estarlas, y es que de inmediato se volvían a cubrir de esos horribles gérmenes. Y así me siguió sucediendo, hasta que, luego de luchar contra lo imposible, un día, me acostumbré a vivir junto a ellos y ahora, aunque aún los veo, ya no me impresionan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Alberto -

Es terrible tener que acostumbrarse a algo que no deseas pero, irremisiblemente está ahi, a cada momento. Por ejemplo: las primeras noticias de cada día: tantos muertos violentamente aquí, tantos otros allí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres