Blogia
Kosh

EL CLUB (I PARTE)

El sobre me indicaba como destinatario, sin embargo la carta no tenía ningún sentido. En primer lugar no conocía de nada al remitente, un tal Simón Landivar, y en segundo tampoco conocía la entidad o lo que fuera que representaba, de nombre "ARCON". El papel no daba mayores detalles, simplemente un lugar, un día y una hora y concluía con un rotundo: "lo espero". La firma no daba un nombre claro, sino una frase manuscrita que parecía decir: "las olas son al mar, lo que las páginas a un libro".
¿Que razones me llevarían a cumplir con la cita programada?, creo que la pregunta era que razones no me llevarían a ir, por eso ese día, a esa hora, resultó ser que estaba en el lugar indicado. Era una esquina transitada, a las puertas de la biblioteca nacional. Lo primero que pensé es que encontraría a alguno de pie mirando hacia todos lados, como buscando a alguien, entonces sabría quién era, claro que al estar yo en la misma situación era posible que se acercase él a mí, por tanto decidí sentarme en la terraza de un bar de la calle de enfrente a esperar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres