Blogia
Kosh

AVISADO

Ayer me llega una carta, decía que hoy moriría. No sé quién la envió, no tengo enemigos, soy una persona normal. Me acabo de despertar, hace frío en la habitación. Es un día nublado como cualquiera. Miro sobre el escritorio, la carta aún se encuentra allí, no fue un sueño como habría deseado. Me acerco, vuelvo a leerla: "hoy va a morir".
Nada más, sin remitente. El sobre es de buena calidad, lo observo. No tiene sentido, es una broma pesada.
Desayuno como siempre, el café parece más amargo aunque es solo mi imaginación. Las ventanas están cerradas, el teléfono no suena.
Me acerco a la puerta de salida, pero por algún motivo prefiero retroceder. Vuelvo a la cama y me acuesto esperando que el día pase pronto, me quedo dormido.
Me acabo de despertar, esta oscuro y no sé dónde estoy y no se que hora es, me pregunto si el día habrá terminado, y si sigo vivo...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres