Blogia
Kosh

EL MUNDO QUIERE PIZZAS

Terminé el día y descubrí que era un día especial, cumplía doce años de trabajar como repartidor de pizzas. Era un record, nadie conocía a un repartidor que hubiese durado tanto tiempo. Era una profesión dura, llena de riesgos, recorriendo en una pequeña y vieja moto las calles ida y vuelta, una y otra vez, tocando timbres y dejando las pizzas. Había llegado a la conclusión de que el mundo no podía vivir sin pizzas, que el mundo quiere, necesita de aquel alimento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres