Blogia
Kosh

EL DON

Un mediodía, cuando estaba en una cantina, un desconocido se me acercó y me preguntó:
-¿Cómo lo ha hecho?.
-Qué… ¿Qué?.
-Eso, adivinar.
-¿Adivinar qué?.
-Usted se puso de pie y fue a la barra a buscar su bocadillo exactamente cuando el cocinero salía para entregarlo en la barra. ¿Acaso lo vio venir, lo escuchó?.
-Yo… habrá sido casualidad.
-No, es que no puede ser casualidad, usted tiene un don.
-¿Un dón?.
-Si, eso mismo, puede adivinar.
-Yo… ¿le parece?.
-Seguro, créame que se detectar cuando alguien tiene un poder, y usted lo tiene, salta a la vista.
-pues… no se que decirle…
-No diga nada, pero es bueno que lo sepa.
Diciendo esto el desconocido salió y no volví a verlo.
Nunca más logré adivinar nada, sin embargo es bueno saber que, aunque no se utilizarlo, tengo este don.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres