Blogia
Kosh

NO HAY CASO CON EL MATE

Luego de todos mis años en España, casi no he podido inculcarle el mate a ningún español. He regalado mates por todos los sitios, a todos mis amigos y hasta a desconocidos por cumpleaños y demás eventos, sin embargo son muy pero muy pocos los españoles que luego los he visto adictos al mate. O al menos adictos como yo, que cada mañana me despierto y caliento la pava como primera actividad diaria.

Una vez un español me explicó le gustaba ponerle mucho aceite y vino al pan porque lo primero que recordaba de su vida era cuando le daban para merendar pan con aceite y un poco de vino, y una mexicana que estaba en la mesa comentó que ella le gustaba tanto el picante porque recordaba comer su paleta dulce (chupetín) recubierta con chilli. Entonces vino a mi mente estar en la casa de mi abuelita tomando unos mates de leche que me servía por las tardes.

En fin, creo que hay gustos que son muy fuertes y que si de niño no te los imponen es muy dificil que luego tu organismo los acepte.

De todas formas, no entiendo como no les gusta el mate...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres