Blogia
Kosh

EL TEMA QUE SE OLVIDA

Hace tiempo que quisiera escribir sobre éste tema, que cuando estoy escribiendo sobre otra cosa se asoma y me muestra su esencia, pero cuando quiero escribirlo ya no me acuerdo como era. Y me paso un tiempo pensando y luego me rindo y sigo con otra cosa, entonces vuelve a aparecer. A veces llego a esperarlo, como quien se sienta frente a una puerta esperando que se abra y alguien entre. Y así pasan los días y siempre esta ahí, oculto en un rincón, agazapado, aguardando el momento en que uno esta distraído y lejos de la pluma para dejarse ver y burlarse de mi pobre memoria, y así seguirá hasta que lo atrape, porque insisto en que algún día lo voy a atrapar, tan cierto como la sensación de amargura que libera en mi paladar cuando no lo recuerdo, ese vació que deja cuando huye, y esa desesperación cuando lo persigo entre las miles de habitaciones en que se divide ese laberinto que llamamos memoria.
He puesto trampas a mi mente, he colocado jaulas en los pasillos de mi subconsciente, he cavado agujeros para que caiga entre los recodos de mi cerebro, diseñe reglas para iluminarlo si se mezcla con mi imaginación, pero siempre logra evitar todo lo que hago, siempre me muestra que ha vencido frente a la hoja vacía con la que me abandona, hoja como ésta que tengo frente a mí en este momento y sobre la que escribo ahora. Debe estar cerca, entre las sombras escondido, mirándome de lejos y riendo de mi situación. Es que hace tan solo un rato lo vi pasar, lo juro, y por eso corrí al escritorio y busqué de inmediato esta pluma y este papel, porque son las únicas armas verdaderas que tengo para cazarlo. Pero..., si estoy aquí sentado, escribiendo esto, es porque hoy tampoco lo he logrado atrapar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres