Blogia
Kosh

INSPIRACION

No había demasiada gente en el supermercado, era un Martes por la tarde, día de semana.
- Dicen que la inspiración se encuentra en muchos lugares, esta semana necesito comprar una o dos. La verdad es que nunca la representé como una musa o algo así, no por el hecho de que me parece un recurso del romanticismo lineal sino porque de verdad que no me la imagino así. Yo mas bien la he asociado siempre con objetos, lugares, sonidos, olores.
- Es decir con los sentidos
- No, porque un objeto no es que lo asocie por la vista sino por el objeto en sí, me explico
- No, pero bueno, vamos por allá – dijo señalando una góndola con productos de cosmética.
- ¿Y que paso con tu inspiración?
- Me la robaron del auto, estaba en forma de música, ¿entiendes?
- Jamás lo entenderé. Pero es aquí, mira – dijo señalando unos productos que se vendían en cajas. Los había pequeños, medianos o grandes.
- ¿Esto es? – dije tomando uno y leyendo: “Inspiración”
- Si, hay en varios modelos: “romántica”, “ciencia ficción”, “misterio”... – leía en cada caja.
- ¿Cuanto sale?.
- Esta marca es cara, pero la marca del supermercado es barata, no es de tan buena calidad pero sirve.
- ¿Hay tamaño grande?
- Si, la grande dura para casi un año, no tiene fecha de vencimiento, pero como todo, se desactualiza.
- La verdad es que no me convence, prefiero buscarla solo mejor, es decir, hacerla yo mismo.
- Como sea, este producto es como comprar una tarta, uno puede comprarla hecha o comprar los ingredientes por separado y prepararla.
- ¿Y donde consigo los ingredientes?
- Ah, eso ya no lo sé, es personal, pero están en todas partes
- Por ejemplo
- Ahí – dijo señalando la sección de perfumes. Caminamos hacia allá.
Probé uno, era una fragancia suave y dulce, a flores.
-¿Y? – preguntó expectante
- Parece de flores
- Si, ¿pero que te dice?
- Un jardín, de esos grandes que tienen los palacios, repleto de flores blancas y prolijo. En el palacio vive una princesa y un mago quiere casarse con ella y traicionar a su pretendiente, por las noches ella sale al jardín a caminar...
- ¿Qué es eso? – lo interrumpió
- Lo que me dice la fragancia
- Pero es romántico, no es tu estilo, seguro después aparece un hada – se burló
- Bueno, dame otro.
- Aquí tienes – dijo entregándome uno con forma de pera.
- Es del trópico – dije al probarlo, - sucedió en una isla desierta, bueno, eso creía el protagonista cuando llegó a ella, luego de un temporal que hizo naufragar su embarcación...
- No, eso esta muy visto – volvió a interrumpirlo.
- ¡Espera!, déjame terminar siquiera.
- No, ya se por donde va, no hay caso, vamos a otro lado
Pasamos por la góndola de quesos y, señalando uno dijo: - aquel –
A lo que respondí: -los Alpes, en verano, donde hay animales de corral y paisajes hermosos... – pero volvió a interrumpirme.
- Déjalo, hoy no es un buen día para hacer compras, además ya debo irme, mañana nos volvemos a ver. Encontraremos algo, no te preocupes – concluyó antes de irse.
Desapareció y quedé solo como creo que siempre había estado, antes de irme volví a la sección de "Inspiración" y, luego de meditarlo un poco, me compré un frasquito de los pequeños, se llamaba "Inspiración Light", tan solo para probarlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres